Cuchara de albañil.– Utensilio típico del oficio de albañil, consistente en una plancha de hierro de figura triangular, provista de un mango, utilizada para manejar, colocar, extender y alisar los morteros, mezclas y frisos; “trowel”. Esto lo sabemos todos aquí; entonces, ¿qué tiene de particular? Pues simplemente, a pesar de que se usa en muchos países, falla en su idea básica: en castellano, una “cuchara” es algo que tiene concavidad, ¡una cuchara no es plana! En otros países se denomina paleta y, como símbolo del albañil, a ellos hasta se les llama despectivamente “paletas”. En Colombia se dice “palustra”. Por cierto, como ilustración de la riqueza del lenguaje de la milenaria Albañilería basta los matices de esos instrumentos tan populares y necesarios: si la paleta es redonda o cuadrada, se dice “fratás”; cuando es de madera y “llana” o “trulla” cuando es de hierro. En cambio, si la paleta es triangular y de hierro, “cuchara, paleta, palustra o palustre” Fuente: [Marín, Joaquín (2004): Terminología de las normas / Covenin-Mindur de Edificaciones / Venezuela]