LA TALOCHA DE JESÚS

 * * * * *

TRULLA TALOCHA DE MADERA EN PUNTA TRIANGULAR arrebossART lagunas tello, ruben

ejemplo de diseño / trulla, talocha de madera terminada en punta

(…) Hace un par de semanas, (15 días, dos domingos) me acerqué hasta el rastro de la Expo, junto al Ebro, en Zaragoza. Llevaba años sin pasar por allí.

Al comienzo de una de las improvisadas calles, entre la marabunta de gente de la que yo mismo formaba parte, en medio de la riada, di con el puesto que regentaba Jesús.

Jesús, además de fontanero de oficio, había trabajado como albañil y compartió generoso conmigo unos minutos de converación. Me contó que aquella talocha (la del apunte) llevaba con él más de 10 años y que servía para “sacar” el agua de la pared. Conocía al detalle los gajes y secretos de la técnica para trabajar con ella, del trabajo “a talocha“.

Como él mismo comentó era una herramienta que los propios albañiles solían fabricar (construir) para sí, a partir de un trozo de tabla y unas puntas, con la ayuda de una sierra y un martillo (otros habituales en obra).

Gracias a Jesús por compartir su “saber hacer”, por atenderme como lo hizo y darme así la posibilidad de seguir avanzando en el aprendizaje/conocimiento de este arte, de seguir aprendiendo de la mano de otr@s, de aquéll@s que nos precedieron en el ejercicio de este noble oficio.

De la observación de un objeto, de una herramienta antigua como esta talocha (trulla), un@, con paciencia, puede ser capaz de extraer valiosas lecciones para afrontar desde un enfoque más amplio su quehacer diario, mejorando la calidad de los resultados de nuestro propio trabajo, ampliando el horizonte de nuestras propias capacidades y destrezas dentro de campos tan amplios como pudieran serlo la arquitectura, la construcción y/o la albañilería.

Lo dicho; gracias (bis) a Jesús, por su cercanía y amabilidad en el trato

Con toda mi gratitud

rubén

.